🚀▶ Creando imagen personal evitando relaciones conceptuales negativas - Guía Viral

Creando imagen personal evitando relaciones conceptuales negativas

Mariano Rajoy hablando en público evitando citar el apellido Barcenas. José Mourinho evitando aparecer en rueda de prensa en situaciones que considera delicadas o excepcionales y siendo sustituido por el segundo entrenador. Son un par de ejemplos. En los dos casos, se quería evitar que en la retina del público apareciera cualquier relación negativa con el personaje en cuestión.

En el caso de Mourinho el objetivo era ser recordado en victorias, nunca en derrotas. Y así crear un recuerdo inconsciente del tipo “este señor sólo lo veo ganando, nunca perdiendo, es un ganador nato”.

Con Rajoy, el objetivo era mostrar que la corrupción no iba con él. A pesar de publicarse mensajes SMS entre ellos dos, nadie tiene la imagen de Rajoy citando directamente Barcenas. La relación que tenían entre ellos y qué grado de afectividad o conocimiento es difusa y poco concreta por el público en general.

Si estos comportamientos se adecúan a la estrategia conceptual comunicativa del personaje, nos encontramos con una potente funcionalidad. Por qué la clave es no sugerir –ni mínimamente- el concepto, palabra o idea que se quiere negar.

Del mismo modo que Apple, Ikea o cualquier marca potente y reconocida tiene muy definida su política comunicativa y provoca que podemos adivinar con poco margen de error qué seria un posible anuncio suyo o comunicado a la prensa. Estas marcas han definido con tanta precisión su filosofía, comunicación y valores que podemos saber como harían un anuncio de prensa, una aparición pública en una inauguración o cómo reaccionarían ante cualquiera critica o alabança.

En los ejemplos que he citado a primeros del artículo, se busca el mismo: configurar con precisión una visión concreta del personaje porque ya pre definimos o pre juzgamos su comportamiento en situaciones hipotéticas. A pesar de que nos caiga simpático o no. Esto no es importante, porque será de forma objetiva que se le atribuirán unas características concretas. Al presidente Rajoy el apuntalà en su percepción de gris pero efectivo, formal y ejemplar funcionario-gestor.

Y es una cuestión que depende única y exclusivamente de un mismo. Nadie puede obligar a Rajoy a pronunciar la palabra Barcenas o a Mourinho no elegir cuando aparece él o el segundo entrenador. Y las criticas de estas decisiones serán poco importantes respecto al hecho de conseguir ser percibido como uno decide que le va mejor.

Qué Opinas?

Síguenos en Facebook

Dale a Me Gusta esta página y Disfruta de Nuestras Novedades
¡ Seguro que no te arrepientes !
Leer entrada anterior
Jobeeper
Jobeeper Para encontrar trabajo

Jobeeper es una nueva app gratuita, que en sólo tres pasas, te trae las ofertas de trabajo directamente al móvil....


Cerrar